Imprimir
20/06/2010 | 18:22hs
•NACIONALES

El portazo de Taiana

Para la Coalición Cívica, el Peronismo Federal, el PRO, el GEN y la UCR, la renuncia de Jorge Taiana tiene vinculación directa con la de nuncias de coimas que se le cobraban a empresarios argentinos para poder exportar a Venezuela. Creen que Kirchner está detras de la partida del canciller.

En tanto, importantes voceros del gobierno confiaron que la tapa del diario Clarín informando que Brasil participaría del monitoreo de la pastera Botnia, fue el detonante para su alejamiento, luego de que Cristina lo acusara de 'filtrar' la versión.
 

De acuerdo a la web InfoExclusivo, la versión que conoció sobre el alejamiento de Jorge Taian es la siguiente:

"(...) Si bien el gobierno ha cerrado casi todos sus canales de diálogo con el periodismo, la fuente le confirmó a este medio que la relación del matrimonio Kirchner con Taiana atravesaba un momento difícil.

Al parecer la razón principal era un avance en la política exterior del ministro de Planificación Julio De Vido.

Pero todo habría explotado esta mañana, cuando la presidenta Cristina Kirchner y el ahora ex canciller discutieron de manera violenta por teléfono cuando se tocaba el tema "Papeleras".

Al parecer, la Presidenta le recriminó a Taiana que se había filtrado información reservada sobre gestiones con el gobierno de Brasil para que ese país participe del monitoreo a la fábrica de celulosa ya convenido entre Argentina y Uruguay. (...)".

"Tenés que ser leal como Boudou": la frase que hizo explotar a Taiana
El ex canciller, uno de los ministros más fieles del kirchnerismo, discutió con Cristina, le recordó su larga militancia en el PJ y renunció en forma indeclinable

En cualquier caso, tras la renuncia del canciller Jorge Taiana, la oposición endureció críticas al gobierno.

Si bien sólo se comunicó que la drástica medida se debió a “falta de apoyo” y “diferencias”, en off se señala que tendrían incidencia directa con las denuncias por corrupción en el comercio con Venezuela.

Desde la oposición, rápidos de reflejos, salieron a comentar lo sucedido. Oscar Aguad, titular del bloque de diputados radicales pidió una comisión investigadora, y su par Margarita Stolbizer, jefa del GEN, dijo que "el gobierno dejó de tener un canciller para tener una oficina de negocios".

El diputado nacional Federico Pinedo, del PRO, manifestó que “Taiana es una persona honorable” y que “su renuncia nos obliga a profundizar la investigación sobre las sospechas de corrupción en la relación con Venezuela”.

"La salida de Taiana se produce unas horas después del bochornoso episodio de impedir que un funcionario de carrera, como Eduardo Sadous, se presente ante la comisión de relaciones internacionales”, dijo la diputada Silvana Giudici (UCR- ciudad de Buenos Aires).

“Sin duda, el alejamiento de Taiana tiene que ver con el escándalo de la diplomacia paralela, y la escandalosa situación de la relación bilateral de Venezuela y Argentina”, agregó la diputada radical.

“Vengo de participar de un encuentro político en la ciudad de Caracas y en Venezuela esa situación es por todos conocida. Existe un grupo de funcionarios argentinos que se manejan por fuera de las estructuras diplomáticas y viabilizan todo tipo de negocios”, expresó Giudicci quien agregó: " La salida de Taiana tiene relación con estos hechos”.

Desde la Coalición Cívica, el diputado Adrian Pérez, señaló que "en el Gobierno nacional existe una suerte de diplomacia paralela conducida por el Ministerio de Planificación, Julio De Vido, que se expresa claramente en el vínculo con Venezuela, en el que gran parte de la agenda bilateral no transcurre por los canales habituales de la Cancillería, sino que es manejada informalmente por funcionarios que no reportaban al ahora ex Ministro".

"Sin duda el mayor conflicto que debió atravesar Taiana ha sido el manto de sospecha que cae sobre las relaciones comerciales entre Argentina y Venezuela y de los que la Cancillería debía disimuladamente no ocuparse”, advirtió la diputada del GEN, Margarita Stolbizer.

"La renuncia de Taiana es porque Kirchner quiere un gabinete de corruptos o alcahuetes”, expresó la diputada por la provincia de Buenos Aires.

“Se va porque en la relación con Chávez, se siente el olor a corrupción que cada vez esta mas clara”, dijo el diputado Gustavo Zavallo del Peronismo Federal de Entre Ríos.

Juan Carlos Morán (Coalición Cívica- Buenos Aires) “está claro que el propio Kirchner no quiere que se avance en la investigación de las coimas con Venezuela, tal como lo aseguramos”, y remarcó que desde el jueves en Cancillería “se hablaba de que se iba De Vido o Taiana. Lo de Taiana es un gesto de dignidad. Lo de la Presidenta, de encubrimiento. Cristina Kirchner eligió continuar con De Vido, las embajadas paralelas y la corrupción”.

“A Sadous lo sacaron de Venezuela cuando informó de los faltantes de millones de dólares. Taiana corrió la misma suerte”, concluyó Morán

En tanto, Oscar Aguad, presidente de la bancada radical en Diputados, dijo que su fuerza "pedirá la creación de una comisión investigadora: "El ex canciller Taiana tiene responsabilidad funcional en el caso Venezuela, y por lo tanto los diputados de la UCR vamos a insistir en el Parlamento para crear unaa Comisión Investigadora para dilucidar con precisión cuál fue el rol de la Cancillería y de nuestros embajadores en este caso", dijo el cordobés.

Carlos Pagni, en el diario La Nación, avanzó sobre esta versión:

"(...) La salida de Taiana inspira tantos interrogantes como la designación de Timerman. La versión paraoficial señala que el ex ministro dimitió después de que Kirchner le reprochara, en una discusión arrebatada, el nuevo callejón en que se encuentra el conflicto con Uruguay. En efecto, el presidente José Mujica respondió a la pretensión de un monitoreo ambiental binacional de la planta de UPM -antes llamada Botnia-, proponiendo un examen sobre la contaminación que afecta al río Uruguay desde ambas orillas, en el que interveniera también Brasil, el otro Estado ribereño. La contraoferta supone investigar pasteras, curtiembres y campos regados de glifosato localizados en la Argentina. También implica involucrar a los brasileños, para que haya una tercera opinión en los dictámenes.

El secretario general de la Unasur no se habría enfadado tanto con esa réplica como con su publicación en los diarios argentinos, que imputó a Taiana. Fuentes oficiales coincidían anoche en que el canciller ofreció su renuncia después de que Kirchner lo llamara "desleal". Sin embargo, el propio funcionario se encargó de consignar que su cambio de palabras fue con la Presidenta, no con su esposo.

Del alejamiento de Taiana hay otra versión. El motivo de la discordia sería la citación del embajador Eduardo Sadous a la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados, para que declare sobre las presuntas coimas que se habrían cobrado a los pequeños y medianos empresarios que pretendían exportar sus mercaderías a Venezuela. Varios kirchneristas ultras reprocharon a Taiana cierta prescindencia frente a esta amenaza opositora. Acaso tengan razón. El ministro ha evitado dar la cara por la hermandad bolivariana. Esa defensa quedó a cargo de Julio De Vido.

Hay un dato que respalda esta lectura, según la cual Taiana se marchó por el escándalo venezolano y no por la crisis oriental: anteanoche Sadous fue autorizado por la Cancillería para asistir al Congreso. Durante la mañana de ayer, la Dirección de Personal de ese ministerio informó que no había obstáculo alguno para esa diligencia. Como adelantó LA NACION, a partir de la declaración de Sadous, la oposición pretende crear una comisión investigadora sobre la relación entre Buenos Aires y Caracas en los últimos siete años. Habrá que ver qué actitud adopta Timerman frente a esta encrucijada.

Más allá de los detalles del desenlace de ayer, las diferencias del canciller con sus jefes eran antiguas, ya que él se sentía ignorado en materias de su competencia. En el conflicto comercial con China, por ejemplo, Cristina Kirchner se plegó al enfoque de la ministra de Producción, Débora Giorgi, con el que Taiana disentía. El endurecimiento de las relaciones con Gran Bretaña por la explotación de petróleo en las aguas circundantes a Malvinas tampoco encontró en él a un abogado convencido. Y la gestión para entronizar a Kirchner en la Unasur le fue confiada a la diplomacia paralela que ejerce, desde una oficina del área presidencial, el ex guerrillero Rafael Follonier. (...)".


Guido Braslavsky y Natasha Niebieskikwiat, en el diario Clarín (cuya portada algunos dicen que provoó la agria discusión final entre Cristina y Taiana, el viernes 18/06 a las 8:15), se afirmó:

"(...) La versión cercana a Taiana sostuvo que en el llamado matinal Cristina “le imputó” haber “filtrado” la información que dio ayer Clarín de que la Argentina coincide con Uruguay en sumar a Brasil en el monitoreo ambiental del curso del río Uruguay, como parte de la búsqueda de una solución al conflicto por la ex Botnia. La Presidenta le habría reprochado también a Taiana haber recibido el jueves a periodistas de este diario.

“Tenés que ser leal, como Boudou”, dicen que lo amonestó Cristina al canciller, un hombre del peronismo de izquierda que nunca sucumbió al encanto privatizador de la década neoliberal.

“Lo maltrató, como si hiciese política para él. Taiana se hinchó las p...”, contó otra fuente, y aseguró que no hubo marcha atrás cuando la Presidenta le espetó que había “perdido la confianza”.

A las 10, Rodolfo “Tojo” Ojea Quintana, de extrema confianza de Taiana, llevó la renuncia al secretario legal Carlos Zannini. Y con Taiana renunció su leal vocero, Javier Porta.

Taiana no iba a recibir noticias ni reconsideraciones en las horas siguientes: los Kirchner se dedicaron a anudar el desembarco de Timerman. Incondicional K, de larga interna con Taiana, el embajador regresa hoy desde Washington para ocupar un sillón sobre el que tenía inocultables ambiciones.

Es de notar que la salida de Taiana se da en un año de logros diplomáticos que gratificaron a los Kirchner: la elección en Unasur, el reencauzamiento con Uruguay, la entrevista de Cristina con Barack Obama, la nueva fecha del viaje a China y audiencia con Hu Jintao.

El Gobierno no dio ninguna explicación. Tras avisarse media hora antes de que iba a hacer “un importante anuncio”, poco después de las 16 el verborrágico Aníbal F. demostró que también puede ser un campeón de la síntesis: desde el atril del Salón Sur, en 24 segundos y 60 palabras se limitó a confirmar la salida de Taiana y la designación de Timerman.

Taiana no se fue callado. Enseguida un llamativo comunicado difundido por la Cancillería dijo que se iba ante “la falta de apoyo y diferencias” en política exterior, y citando “fuentes cercanas a Taiana” -como si fuera una nota periodística en lugar de un comunicado oficial- dejaba entrever la pelea con Cristina al reconocer que había habido un “intercambio de opiniones” entre ambos. El Gobierno prefirió difundir la carta de Taiana en la que alegaba razones personales. (...)".

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/00448_el_portazo_de_taiana-3.htm