Imprimir
12/06/2010 | 19:32hs
•NACIONALES

Me piden el ADN por US$100

Este muchacho Carlos Domingo Sánchez, superintendente de Entidades Financieras del Banco Central, no entiende dónde está parado. ¿A quién se le ocurre pedir "sangre" a los gerentes y subgerentes del BCRA para frenar la fuga de divisas? Todo esto es ridículo: las inspecciones que no llegan a ningún resultado y las nuevas disposiciones del Banco Central. Sánchez fue un mal ministro de Economía de Santa Cruz, un intrascendente vocal del Tribunal de Cuentas de su provincia y nada garantiza que mejore su performance en el BCRA.
 

Esta historia ya la vivió el cronista: el auge de las 'cuevas'. Cada argentino tenía una 'cueva' preferida, como el médico de confianza. La 'cueva' era como el supermercado: un lugar que no podía faltar en el barrio. No eran tiempos de 'delivery', que es lo único que falta: dólar delivery. Si hay hasta 'paco delivery', según dicen los investigadores policiales, ¿cuánto falta para el 'dólar delivery'?

Solamente hay que dejarlo trabajar tranquilo a Carlos Domingo Sánchez, superintendente de Entidades Financieras del Banco Central. Él llevará derechito al 'dólar delivery' porque está en el ADN kirchnerista: control y control para todos, menos para la 'propia tropa'.

Dicen que en el peronismo de los '50, con el carnet partidario era más fácil acceder a un préstamo o a una vivienda. Ignoro si son historias 'gorilas' pero las he escuchado y los 'perucas' más dinosaurios nunca las han negado, más bien justificado.

En estos tiempos, con el carnet partidario, probablemente se conseguirán dólares sin tanto papeleo. Como en el 'paralelo' pero en el 'oficial'. Al fin de cuentas en Santa Cruz, la lista de los privilegiados no paga el gas como el resto, según el relato de Daniel Gatti y otros cronistas.

El cronista descubrió gente preguntando dónde hay que afiliarse al Frente para la Victoria, y ese sí que es un problema porque no es un partido político. Y afiliarse para el peronismo, a los efectos de comprar dólares más fácilmente, es todo un tema porque hoy día hay

> peronistas kirchneristas,

> peronistas no kirchneristas y

> peronistas antikirchneristas.

Son categorías muy diferentes unas de otras. Todas con el mismo carnet pero una inquina notable.

Por lo tanto, es lógico que Carlos Domingo Sánchez todavía no se decida y prefiera exigir "sangre" en el mercado 'paralelo', en las 'cuevas' que regresan, antes de definir si será para todos o para pocos. Pero los 'elegidos' no demorarán en llegar porque es la historia de los controles: al día siguiente hay corrupción para instalar la ventanilla adecuada.

 

En fin, el cronista observó que el Banco Central pos Martín Redrado busca aquietar la fuga de divisas y por eso exige que las compras anuales que excedan los US$ 250.000 deberán tener una justificación patrimonial.

La entidad vendedora deberá constatar que la suma adquirida es compatible con la declaración jurada de Ganancias y Bienes Personales del comprador (o el balance, si se tratase de una persona jurídica), o que pueda justificarse por hechos o ingresos posteriores; de lo contrario no se podrá concretar la operación.

Las operaciones de compras superiores a US$ 20.000 mensuales deberán efectuarse a través de una cuenta bancaria (cheque, giro, etc). Este requisito regirá tanto para las operaciones en billetes (dólares físicos o en cuentas en entidades locales) como en divisas (dólares girados a una cuenta en el exterior).

Según la Comunicación "A" 5085 quienes quieran comprar hasta US$ 20.000 en efectivo podrán hacerlo sin ninguna exigencia.

Pero en la práctica esto es una verdadera falacia. Hoy cualquier ciudadano que quiera comprar 1 dólar deberá llenar una planilla que le entrega entidad bancaria donde declara bajo juramento que "no excede los límites máximos anuales de compra de moneda extranjera", por US$ 250.000 en el conjunto de entidades autorizadas a operar en cambios.

Y como si esto fuera poco, los ciudadanos que quieran comprar desde US$ 1 dólar deben certificar su firma, con aclaratoria, CUIT y número de documento.

Mientras tanto, la presidente Cristina y su esposo, el diputado nacional Néstor Kirchner, resultaron beneficiados con el cierre de una nueva causa judicial por enriquecimiento ilícito tras la compra de US$ 2 millones en 2008.

La medida fue dispuesta ayer por el juez federal Claudio Bonadio luego de que el fiscal Gerardo Di Masi pidiera la desestimación de la denuncia.

Los Kirchner habían sido denunciados por un grupo de diputados opositores luego de que el ex presidente reconociera que había comprado US$ 2 millones en octubre de 2008. Para los denunciantes, Kirchner aprovechó datos de carácter reservado y privilegiado a los que tiene acceso su esposa por su cargo con el propósito de obtener un mayor beneficio. Pero para la Justicia, los Kirchner son inocentes. ¿Y cómo será el que compre apenas US$ 100 y se resista a todo ese papeleo?

Esto ya lo viví, y no salió bien. Nunca. Por eso, un día, hubo que aprobar el 'blanqueo' de todo el mercado cambiario. La normalización de operaciones. Ignoro cómo será en el futuro porque, además, el mundo está cambiando o eso es lo que dicen las noticias que llegan del otro lado del Atlántico. Pero si el rigor no frena el papeleo por otra divisa más sólida que la propia, ¿qué hará Sánchez? Buena pregunta.

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/00292_me_piden_el_adn_por_us100-2.htm