Imprimir
10/06/2010 | 14:26hs
•NACIONALES

Lanza inspectores contra el mercado "paralelo"

Inspectores y policías preparan las autoridades nacionales para embestir contra el mercado "paralelo" en un intento de acortar la "brecha" que lo distancia del dólar "oficial". Pero es una historia conocida: pueden "cerrar algunas cuevas" pero en el mediano y largo plazo es un final obvio. Obviamente que aumenta y encarece la corrupción porque ¿cuánto vale un inspector? Hagan sus ofertas.  

El tipo de cambio alto nunca necesita ser fundamentado. Lo perciben todos los operadores cambiarios. Cuando hay que fundamentar el tipo de cambio es que hay algún atraso. Es lógica pura.

Es tan obvio como escuchar en período electoral que hay que mantener el tipo de cambio para mejorar el poder adquisitivo del electorado en general. Y que quienes reclaman alguna actualización son insensibles. La verdad es que desde que Martín Redrado se marchó del Banco Central, sus autoridades hacen la plancha.

Y si Redrado no pudo frenar la fuga de divisas ocurida entre 2003 y 2010, Mercedes Marcó del Pont podrá mucho menos. A los Kirchner, que tuvieron durante años el dinero de Santa Cruz en el exterior, les provoca furia la fuga cambiaria. ¿No es una paradoja?

El tipo de cambio tiene que evolucionar, al menos, según el comportamiento promedio de los precios. Pero ¿cuál es la inflación en la Argentina? Menudo problema. Ante la duda, el mercado siempre considerará válida la estadística más elevada. Es precaución y es lógica pura.

Las autoridades nacionales intentaron una administración 'en cuentagotas' de la disponibilidad de divisas, pero sin que se note mucho. Por eso comenzaron las restricciones no escritas en el comercio exterior. Los funcionarios imponen un racionamiento cambiario, ¿cómo no impactará sobre el mercado cambiario? Solamente un necio podría pretender que no tenga consecuencias.

El debate sobre el tipo de cambio en un mercado con restricciones crecientes y una persecución impositiva permanente, supone un mercado 'paralelo' más amplio. Así funcionó siempre en la Argentina y en el resto del mundo. No hay misterios. Cada uno ya sabe qué debe hacer.

Más restricciones establecen una brecha entre el dólar 'oficial' y el dólar 'paralelo'. Es la ley de la oferta y la demanda. Hay pocos mercados más perfectos que el cambiario. Es el imperio de la lógica.

La desesperación de los funcionarios, policía e inspectores en la calle, aumentan la brecha, y también 'abren las puntas' o sea que hay más distancia entre el tipo comprador y el vendedor. Hay más riesgo, y el operador gana más por transacción.

Los inspectores y policías en la calla pueden 'cerrar algunas cuevas' pero nunca podrán 'cerrar' todas. La psicosis aumenta la demanda. Y la corrupción porque ¿cuánto vale un inspector o un policía? ¿Es más caro un inspector de la Afip o del Banco Central? Pronto lo sabremos.

El costo del soborno se considera gasto corriente, se carga al costo final. Así fue siempre. Esta Argentina ya la vivimos pero es evidente que hay gente que quiere volver a vivirla.

Ya sabemos cómo termina: una brecha cambiaria creciente lleva a una devaluación del dólar 'oficial'. No hay secretos.

En Venezuela ya hay 3 tipos de cambio y pronto habrá 4. En la Argentina ahora hay 2 pero el mercado ya espera 3: 2 para el Banco Central/Banco Nación y 1 para el mercado 'paralelo', que no se puede ocultar ni destruir. Ni en Cuba ni en China. Obviamente tampoco en Venezuela ni en la Argentina.

En Venezuela ya hay controles a la difusión de la información sobre las paridades. Han cerrado páginas web, pero no lo pueden evitar. Todo fluye y en especial el precio del dólar.

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/00232_lanza_inspectores_contra_el_mercado__paralelo_.htm