Imprimir
05/06/2010 | 19:49hs
•NACIONALES

Indignación porteña ante la amenaza de Moyano Jr.

Nuevamente, el Sindicato de Choferes de Camiones impedirá el ingreso de vehículos pesados en el micro y macrocentro porteño desde el lunes (07/06) próximo, en una nueva medida de fuerza contra la modificación del horario de carga y descarga de mercadería en esa zona, anunció hoy el secretario adjunto de ese gremio, Pablo Moyano.  

Finaliza la semana con aviso de conflicto por parte del sindicalista, Pablo Moyano. Es que el Sindicato de Choferes de Camiones avisó que impedirá el ingreso de vehículos pesados en el micro y macrocentro porteño desde el lunes (07/06) próximo, en una nueva medida de fuerza contra la modificación del horario de carga y descarga de mercadería en esa zona, anunció hoy el secretario adjunto de ese gremio, Pablo Moyano.

"Ningún camión, a partir del lunes, va a entrar en el macro y microcentro porteño, donde se origina, según ellos (por funcionarios de la Ciudad), el gran embotellamiento por culpa de los camiones", advirtió Moyano.

El lunes último, la administración de Mauricio Macri intentó implementar un plan que restringe los horarios en que los camiones de más de 8 metros de largo, en su mayoría de reparto de bebidas, pueden ingresar en el micro y macrocentro de Capital Federal.

El Sindicato de Choferes de Camiones respondió con un paro de actividades, que levantó cuando el gobierno porteño aceptó postergar por 7 días la aplicación del programa, para negociar.

Una norma publicada en el Boletín Oficial de la Ciudad el lunes (31/05) último establece que los camiones de reparto no pueden entrar en el micro y macrocentro después de las 8 y deben salir antes de las 11.30.

"No podemos cambiar nuestra forma de trabajo porque nos va a achicar el trabajo, la productividad y nos van a quitar horas extras", volvió a argumentar hoy el secretario adjunto del Sindicato de Choferes de Camiones, hijo del jefe de la CGT, Hugo Moyano.

El sindicalista añadió: "Los compañeros de la gaseosa cobran una productividad por la cantidad de cajones que bajan por negocio. Al achicarnos horas, baja esa producción y eso implica una baja de salario".

Por último, advirtió que, "a partir del lunes, no van a entrar (en el micro y macrocentro porteño) ni los camiones de recolección de residuos, porque también sufren con la bicisenda que complicó el tránsito, con el doble cordón y con los cartoneros".

 




Link:
http://www.sintesiscorrientes.com/notix/noticia/00119_indignacion_portena_ante_la_amenaza_de_moyano_jr-3.htm